El día 24 de julio de 2008 escribía la primera entrada de este blog, con una carta abierta que sólo uno de los destinatarios leyó (y le partió el corazón). Desde entonces han pasado siete años, y he crecido mucho, he aprendido mucho, y he tenido la suerte de poder enseñar mucho para ayudar a otras personas, y ahorrarles tener que pasar por las amargas e innecesarias experiencias que yo he tenido que pasar.

Suele decirse que la transición [social] de género es un proceso difícil, y es cierto. Lo que no se dice nunca, es que no tendría por qué serlo. Las dificultades que tenemos las personas trans, no ocurren porque seamos trans, sino porque los demás quieren impedirlo. Si no hubiese una especie de acuerdo social para empujar (con violencia) a las personas a vivir según el sexo que se les ha asignado en función de unos criterios médico-religiosos, totalmente ajenos a la voluntad o la identidad de la persona afectada, la transición social de género sería una parte más del proceso de maduración de las personas trans… y también de las personas cis, porque todas las personas, tanto trans como cis, tenemos una identidad de género, y pasamos por una fase de toma de conciencia de cual es nuestra identidad de género, independientemente de si coincide con la que se nos asignó al nacer, o no. Los movimientos feministas todavía se preguntan «qué es ser mujer», y todos los demás también lo hacemos, aunque esta pregunta no siempre se verbalice.

En estos siete años he aprendido a ver más allá de las convenciones sociales, a ir más allá de las sentencias absolutas, a preguntarme el por qué de todo, y a tomar las riendas de mi vida (y, con ello, a hacerme responsable de cada una de mis decisiones) y a luchar para ser libre. También he aprendido cuales son mis privilegios, y que no todas las personas son tan privilegiadas como yo lo soy, aunque, al mismo tiempo, también he visto que todas las personas, de algún modo, tienen algo privilegiado de lo que otras personas pueden no disponer, y hay todos tenemos que empezar a decidir qué hacemos con eso.

En fin, he hecho muchas cosas… Y al final, he hecho caso a los amigos que me decían que debería recopilar este blog en un libro y publicarlo. Así que eso lo he hecho también.

Hace unas semanas terminé el primer borrador del libro recopilatorio de este blog, en el que, además he incluido comentarios con retrospectiva sobre las cosas que contaba, o información que en aquel momento no quise, no pude, o no recordé dar. También he eliminado algunos posts sobre noticias o anuncios de actividades que ya no importan a nadie, o sobre teorías de género, o ideas sobre políticas trans, que irán a parar a los dos próximos libros que tengo pensado escribir cuando acabe el recopilatorio, pero que en este libro sólo servían para desdibujar mi historia, y para alargarlo mucho. Al terminar el primer borrador, este tenía 530 páginas, por lo que añadir información que quiero poner en otro sitio no me parecía una buena idea.

Ahora estoy con el segundo repaso, y estoy quitando todavía más posts. Estoy intentando llegar a ponerme por debajo de las 500 páginas, aunque como mi idea es publicarlo de manera digital, la longitud tampoco importa tanto en realidad (¿O sí?).

Como me gustaría que alguien comprase y leyese el libro (¿Si no, para qué lo escribo?) he decidido migrar el blog a un blog de wordpress.org alojado en un servidor de Siteground, con un dominio propio. A partir de ahora, el blog de wordpress.com (generofluido.wordpress.com) quedará inactivo y no volverá a ser actualizado.

Si estás dado de alta para que te lleguen las actualizaciones del blog generofluido.wordpress.com, ya no te llegarán más. Lo que puedes hacer es darte de alta en mi lista de correo, y te iré manteniendo más o menos al día de lo que hago. A parte de eso, es la única diferencia que habrá.

Por lo demás, el nuevo blog www.pablovergaraperez.com además de reflejar mis experiencias, ahora también muestra quien soy. Tiene un poco de información sobre mí, y sobre todos mis proyectos. Además, añadiré otros recursos, como libros o películas sobre transexualidad que me hayan parecido interesantes, base de datos legal si me da tiempo y estoy de humor, etc. Lo único que aún no he conseguido es que todos los botones del blog salgan en español, pero estoy en ello. El aviso de cookies sale deliberadamente en inglés, porque la web, al igual que yo, está alojada en Reino Unido, donde todavía hay libertad de expresión.

Pin It on Pinterest

Share This