He decidido hacer una página a parte dentro del blog con toda la información, ideas y consejos que he ido acumulando después de haber gastado bastante tiempo (y, desgraciadamente, dinero) en probar distintas prótesis de paquete. Si os fijáis, tiene un enlace directo más arriba, pero como puede pasar inadvertida, he decidido publicarla también como una entrada de blog «normal». Así, según vaya completándola (de momento está incompleta), iré añadiendo nuevas entradas aquí, y… bueno, supongo que se verá más todo, y será mejor. Digo yo.

Encontrar la prótesis «ideal» es muy difícil, y generalmente no queda más remedio que ir probando varias hasta encontrar la que mejor se adapte a ti. En general, mi consejo es que elijáis la prótesis más barata.

Nota: algunos de los enlaces que encontraréis son enlaces «afiliados», es decir que si compráis alguna prótesis a través de ellos, es posible que yo me lleve una pequeña comisión (sin que a vosotros se os aumente el precio, claro).

Hay muchos tipos de prótesis, en función de lo que vayáis buscando.

  • Facebook
  • Twitter
  • Evernote
  • Pinterest
  • Gmail

Prótesis de paquete.

La prótesis de paquete sólo sirve para hacer bulto y rellenar los calzoncillos. En mi opinión, una buena prótesis de paquete debe permitir que te sientas cómodo ante las miradas de los demás, lleves la ropa que lleves, ya sea ajustada, holgada, de deporte, etc… Con unos pantalones vaqueros, cualquier cosa que te pongas va a quedar bien. Si te gusta el deporte, la cosa se complica. Si te vas a cambiar de ropa en un vestuario y vas a estar en calzoncillos, peor todavía. E incluso hay quien quisiera tener una prótesis de paquete que fuese tan realista que le permitiese hasta quedarse desnudo sin que nadie notase nada.

Dejando a parte las prótesis ultrarrealistas (y ultracaras) que serían las únicas que te permitirían quedarte desnudo (y sobre las cuales tengo bastantes dudas), creo que buscar una prótesis que te quede bien bajo los calzoncillos o la ropa de deporte no es mucho pedir. Para mí hay tres factores que hacen que una prótesis de paquete quede bien:

  1. Tamaño correcto. Ni muy grande, ni muy chica. Tiene que ser un tamaño que te haga sentir cómodo.
  2. Que tengan los testículos redondos. Cuando haces deporte, los pantalones tienden a «ajustarse»  por esa zona, y si los testículos no son redondos, quedan raros. Por desgracia, hay muy pocas prótesis que tengan los testículos redondos.
  3. Que sea blanda. La prótesis blanda se mueve cuando tú te mueves, produciendo un efecto más natural. Y si te ves atrapado en un metro o autobús super lleno, nadie pensará que vas empalmado por la vida…

Un detalle muy importante: para que una prótesis de paquete quede realmente bien, es necesario llevarla con un arnés. Si la llevas suelta dentro del calzoncillo, se mueve, se cae, se pone del revés, y es un auténtico incordio.

Entre todas las prótesis de paquete que conozco, estas son las que más merecen la pena:

1. La prótesis de paquete casera.

Esta es una prótesis casera que he inventado yo, haciendo pruebas con diversos materiales. Tiene sus ventajas, y sus inconvenientes:

Ventajas:

  1. Es muy barata: cuesta unos 3€
  2. Tiene los testículos redondos y es blanda, por lo que queda muy bien bajo la ropa (siempre que uses arnés).
  3. Es segura y resistente (aunque no lo parezca)
  4. Te la puedes hacer a la medida que quieras.
  5. Se hace con materiales muy sencillos de encontrar.

Inconvenientes.

  1. Es fea. Es muy fea y nada realista.
  2. La tienes que hacer. Es fácil, pero laborioso.
  3. Se va endureciendo poco a poco.
  4. Requiere un poco de mantenimiento.

Si quieres aprender cómo se hace, aquí te dejo un tutorial:

2. Mr. Limpy, la prótesis de paquete «de toda la vida».

Esta es la prótesis de paquete que más suele usar la gente. Hace tiempo Mango, una web de productos para hombres transexuales que fue muy popular en su día y que dejó de funcionar de un día para otro (quedándose, de paso, con 20€ que les pagué por una prótesis que nunca me enviaron). También la podéis encontrar en muchos sex shop online, pero el enlace que yo os dejo va directamente a la web del fabricante, que es en el sitio donde la vais a encontrar más barata. Es barata, cómoda, y tiene un aspecto razonablemente pasable. No te engañes, no sería capaz de superar una inspección más o menos atenta, pero por lo menos más pasable que mi prótesis casera sí que es. Se puede convertir en una prótesis para mear de pie muy fácilmente, aunque eso lo explicaré más adelante.

Las prótesis son estas:

En la web no ponen las medidas, pero mi consejo es que compréis la pequeña. La extra pequeña también puede ser aconsejable, según lo grandes que seáis vosotros. Yo usé la mediana, y de mediana no tiene nada. Me hacía un paquete enorme, hasta el punto de que a veces me daba un poco de vergüenza. También es verdad que en aquella época todavía no usaba arnés. Quizá si lo hubiese tenido, habría estado más contento con la mediana… La que no os recomiendo para nada, es la grande, que es exagerada.

Está hecha de Real Feel Superskin, que es un material con textura muy similar a la piel humana. El problema es que se trata de un material poroso, y con tendencia a ponerse pegajoso y absorber la suciedad. A mí me aconsejaron espolvorearlo con harina de maíz para evitar que se ensuciase, pero el remedio era peor que la enfermedad… al final la dejé tal cual, y aunque se oscureció un poco, me parece que lavándola con agua y jabón se queda limpia.

Ventajas.

  1. Es barata.
  2. Relativamente realista.
  3. Es blandita. Queda bien bajo la ropa (siempre que uses arnés), aunque no tan bien como la casera.
  4. Fácilmente convertible en una prótesis para mear de pie.

Desventajas.

  1. El color.
  2. Los testículos no son redondos. Son semicirculares, y según la ropa que lleves, no quedan bien del todo.

3. Soft pack. Como la de toda la vida, pero en colores.

Si la Mr. Limpy no te convence mucho por el tema del color, la prótesis Soft Pack puede ser una buena opción. Las características son similares, pero está disponible en distintos colores. El problema es que sólo la he encontrado en sex shop de los EE.UU., por lo que la web está en inglés, y no sé si los gastos de envío encarecerán mucho el precio (nunca la he comprado).

Hay sólo dos tamaños (1 y 2), y no hay fotos de la diferencia entre una y otra. Respecto al precio, cuestan casi el doble que las Mr. Limpy, pero el tener un color más «pasable» quizá sea importante para alguien. Después de todo, tampoco se que sean super caras… Eso sí, ten en cuenta que cuando la empieces a usar, se va a oscurecer un poco…

La única foto que podéis encontrar en la web donde comprarla, es esta:

Ventajas.

  1. Relativamente realista, con varios colores para elegir.
  2. Es relativamente barata.
  3. Es blandita. Queda bien bajo la ropa (siempre que uses arnés), aunque no tan bien como la casera.
  4. Fácilmente convertible en una prótesis para mear de pie.

Desventajas.

  1. La web está en los EE.UU.
  2. En la web hay muy pocas fotos.
  3. Los testículos no son redondos. Son semicirculares, y según la ropa que lleves, no quedan bien del todo.
  4. Es más cara que la Mr. Limpy.
  5. No la he probado personalmente.

Con esto y un bizcocho, dejo, de momento, esta página. Según vaya teniendo tiempo, iré añadiendo más cosas. ¡Estén atentos a sus pantallas!

Pin It on Pinterest

Share This