La semana pasada, por un cúmulo de casualidades que sería largo de contar, a una periodista de TVE se le ocurrió que sería buena idea hacerme un reportaje. Una cosa cortita, grabada en hora y media, y que resumida debía durar un par de minutos, más o menos. La idea era hablar un poco de mi experiencia (infancia, adolescencia, transición…) para acabar con una imagen de chico bien integrado en la sociedad.

Normalmente los periodistas me dan un poco de miedo, ya que la mitad no tienen ni idea sobre lo que están trabajando, y a veces sueltan unas barbaridades que es para mandarles a primero de carrera de una patada en el culo. Sin embargo esta chica no sólo se había informado sino que, además, me dió la impresión de que había tenido mucho ojo a la hora de detectar los puntos de tensión que existen entre el discurso «habitual» sobre lo que es la transexualidad (me refiero a la que opina la gente «de la calle»), el discurso médico, y los diversos discursos dentro de los propios colectivos trans, que no estamos de acuerdo en muchas cosas.

Me explicó más o menos la idea que ella tenía para el reportaje (aunque no iba a poder venir en persona a hacerlo, sino que lo haría el equipo de esta zona), y no me pareció que tuviese nada de malo. Lo único es que transmitía una visión un poco «light», sin margen para cuestionar nada… aunque en un momento en que otros medios de comunicación, como Intereconomía, nos están reflejando como los viciosos pervertidos que nos gastamos la pensión de los ancianitos en operarnos por diversión… tengo que reconocer que la imagen amable, pacífica y sencilla del buen chico integrado y feliz puede ser mucho más oportuna, e incluso benéfica que un discurso más transgresor.

Lo único es que me parecía que todas las cosas que ella quería meter en el video no se pueden decir en dos minutos, pero… sí que se puede, sí. Parece mentira el provecho que se le puede sacar a dos minutos.

El reportaje quedó dentro de uno de los espacios del programa +Gente de TVE. Este espacio estaba dedicado a la transexualidad y contiene un pequeño debate (¿o, más bien, una entrevista a dos personas?) y mi documental. El espacio empieza en el minuto 16:35 del programa, y mi reportaje está alrededor del minuto 25 (no puedo buscar el momento exacto, porque me acaba de avisar mi ISP de que se me está acabando la banda ancha de internet móvil). Lo podéis ver en el siguiente enlace.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/mas-gente/mas-gente-20-04-12/1382262/

¡¡¡Estaba super nervioso, y las cosas se me caían de las manos sin parar!!! Se que es un fastidio que a las personas transexuales normalmente sólo se nos llame para hablar sobre nuestra propia experiencia, y generalmente no se nos tenga en cuenta como expertxs con capacidad para elaborar teoría, estrategias o soluciones. Por otra parte, hablar desde la propia experiencia es, a veces, la mejor forma de llegar a la personas y… en realidad, si lo pienso, es la primera vez que me piden que hable desde la experiencia personal. Siempre que he ido a hablar a algún sitio ha sido para hablar de la teoría o la práctica de los Conjuntos Difusos, así que, en realidad, para mí ha sido una novedad ^_^

El programilla en si, la verdad es que me ha gustado. Hasta el Dr. Mañero, que normalmente consigue que me cabree cada vez que le escucho hablar (porque dice algunas barbaridades que dejan muy atrás la frontera del respeto al paciente y la bioética) estuvo bastante bien dentro de su intervención… Y ¡la verdad es que es chuli salir un momentito en la tele! ¡Lo reconozco!

Pin It on Pinterest

Share This