Llevo un poco de tiempo sin escribir, pero sigo vivo y no me he olvidado del blog. El 22 de diciembre me fui a mi viaje navideño a Barcelona, y volvi el 28, con mucho trabajo acumulado. El cansancio, debido a mi actual ritmo de trabajo, se empieza acumular también… la buena noticia es que empiezo a ver la meta, y podré aflojar un poco (sólo un poco).

¿Habéis hecho vuestra lista de deseos para 2012? Vale, ya sabemos todos que el cambio de año es casi un trámite administrativo, pero al mismo tiempo es cierto que en la vida hay unos ciclos anuales que se van repitiendo… para mí la temporada de invierno suele ser la más relajada, junto con la de verano, mientras que en otoño y primavera, la actividad es máxima.

Termino este año pensando que el saldo es positivo. Estoy mejor que el año pasado, en muchos aspectos. El año pasado, estaba mejor que el anterior. El anterior (2010), definitivamente, muchísimo mejor que las navidades de 2009. El fin de año de 2008 fue el peor año (todavía no entiendo como sobreviví, pero mis amigos tuvieron mucho que ver en ello) y sin embargo, fue el año que decidí vivir cuando no quería hacerlo.

Si estás ahora en circunstancias parecidas a las que mías de finales de 2008 (esta entrada y anteriores), quiero decirte que ese será el peor momento que pases nunca. Una vez que ya has tocado fondo, has sacado la pala y has cavado un agujero hasta que te dolían los brazos y ya no podías más, nunca volverás a estar tan abajo, y la subida será dura, pero también apasionante, e incluso gloriosa.

Y ahora, las listas de deseos para 2012. Podéis consultar mis listas de 2010 y 2011 pinchando en los enlaces.

10 SUEÑOS REALISTAS PARA 2012

  1. Que mi nuevo negocio funcione.
  2. Cotizar en la seguridad social como autónomo (señal de que el primer sueño se ha cumplido, pero también creo que me haría sentir… autónomo de verdad)
  3. Cambiar de nombre y sexo legal (en enero hago los dos años de hormonación).
  4. Encontrar pareja (este salía ya el año pasado, pero no hubo suerte).
  5. Operarme de mastectomía (este también salía el año pasado, porque pensé que la lista iba más rápido. En teoría, este año sí que me toca de verdad, pero con los recortes en sanidad, no se si es un sueño realista…)
  6. Terminar de perder el peso que me sobra.
  7. Que deje de aplicarse la Experiencia de la Vida Real.
  8. Conseguir que la UNED empiece a utilizar el nombre de las personas trans en las listas internas y plataforma virtual (mientras no lo hayan cambiado. Luego tienen que usarlo, claro).
  9. Sacar buenas notas en la universidad.
  10. Ver felices a mis amigxs (y que el alien salga sanitx).

10 SUEÑOS IMPOSIBLES PARA 2012.

  1. Volver a vivir en Granada (este ya salió en la lista del año pasado)
  2. Recuperar el contacto con ese amigo al que echo tanto de menos.
  3. No pelearme con otrxs activistas!!! (Por favor, por favor, entre todxs podemos hacerlo posible, estas peleas nos perjudican a todxs).
  4. Volver a Ecuador (este también salió en la lista del año pasado)
  5. Que mis amigas escritoras publiquen sus libros (está en la lista de imposibles porque una de ellas dice que no quiere hacerlo, no porque crea que no tienen posibilidades de conseguirlo. ¡¡Muchas gracias por dejarme leer «Mujeres y Hombres» y «Fotografiar la lluvia»!!)
  6. Que en España se apruebe una ley de reconocimiento de género como la de Argentina.
  7. Que cesen los asesinatos y agresiones a personas trans.
  8. Comprar un coche nuevo (otro clásico de mis listas de sueños imposibles).
  9. Hacer la ruta 66 en los Estados Unidos.
  10. La recuperación económica a nivel mundial.

SUEÑOS QUE HE CUMPLIDO EN 2011

  1. Ponerme a dieta y perder 10kg (en realidad 11).
  2. Ponerme algo en forma.
  3. Aprobar mis asignaturas con buena nota.
  4. Que en la UTIG de Madrid dejen de putear a una amiga mía (no conseguido del todo, pero vamos por el buen camino).
  5. Que mi familia, amigxs y yo estemos bien en general.
  6. Tener un trabajo digno y bastante satisfactorio (mi madre ha echado hoy las cuentas y hemos llegado a la conclusión de que, si la administro bien, la ferretería es viable y con un sueldo que no está nada mal).
  7. No vivir con mis padres (este ha sido fácil, porque se han independizado ellos de mí).
  8. ¡Empezar un proyecto de negocio propio!
  9. Ver que cada vez más familias apoyan a sus hij*s trans* y poder ayudarles.
  10. Que la situación familiar de una amiga que me preocupaba mucho haya cambiado a infinitamente mejor.

NO QUIERO MORIR SIN:

  1. Volver a Ecuador.
  2. Volver a enamorarme.
  3. Transcribir los diarios de mi abuelo.
  4. Escribir la biografía de Kim.
  5. Publicar un libro.
  6. Haber estado en un crucero.
  7. Que se retire la transexualidad del DSM y el CIE.
  8. Que deje de obligarse a las personas trans a recibir permiso de un psicólo/psquiatra para acceder a los tratamientos médicos que necesiten.
  9. Que se pueda cambiar de nombre y sexo legal sin requisitos, o, por lo menos, con los mismos que se exigen para el cambio de nombre normal. O que cada cual se pueda llamar como quiera y que desaparezca la mención del sexo en el DNI. O todo ello al mismo tiempo.
  10. Soplar una tarta de cumpleaños con, al menos 85 velas, y además tener buena salud física y mental.

Para terminar, os dejo con un video «añonuevero» ^_^.

Pin It on Pinterest

Share This