El jueves que viene me voy a pasar las navidades y el año nuevo al norte, con la familia, y no tendré acceso a internet, así que probablemente esta sea la última entrada de este 2011. El año pasado escribí este post haciendo varias listas de sueños por cumplir. Ahora que se acaba el año, toca revisarlos y hacer listas nuevas. Antes de empezar tengo que decir que 2010 ha sido un año jodido, y al mismo tiempo increible. Probablemente es el año durante el que más he crecido y cambiado de mi vida. He viajado más que nunca, y he tenido menos dinero que nunca, he conocido gente, me he despedido, me he llevado sorpresas y decepciones, y he cumplido sueños que pensé que moriría sin cumplir, como ver colibríes o subir en un coche de fórmula 1. Creo que los momentos realmente jodidos, que no voy a mencionar porque no me apetece pensar en ellos estan compensados con creces por los momentos buenos, e incluso creo que han sido hasta necesarios. En 2010 he cometido muchos errores, y muy graves, pero si volviese a empezar sólo hay una cosa que cambiaría: debería haber ido antes al médico para que me mirasen por qué me dolía el estómago y la espalda. El resto, probablemente lo habría hecho exactamente de la misma manera.

SUEÑOS CUMPLIDOS EN 2010

  1. Que me cambie la voz.
  2. Que los camareros dejen de llamarme señora o señorita.
  3. Viajar a Ecuador.
  4. Alcanzar la media de 50 visitas diarias en el blog.
  5. Mantener a mis viejos amigos y hacer amigos nuevos.
  6. Trabajar dando clases.
  7. Ver colibríes.
  8. Subir a un fórmula 1.
  9. Tocar el cielo (casi) con los dedos.
  10. Empezar a estudiar Derecho.
  11. Viajar muchísimo.

10 SUEÑOS REALISTAS PARA 2011

  1. Aprobar todas mis asignaturas con buena nota (aunque sea en septiembre).
  2. Operarme de masectomía.
  3. Trabajar dando clases.
  4. Conseguir una pareja estable.
  5. Que en la UTIG de Madrid dejen de putear a una amiga mía.
  6. Ponerme algo en forma.
  7. Que mi familia, amigos y yo tengamos buena salud.
  8. Hacer nuevos amigos.
  9. Cambiar de nombre legal.
  10. Que tener 100 visitas diarias en el blog.

10 SUEÑOS IMPOSIBLES PARA 2011

  1. Conseguir un buen trabajo, que me permita vivir con lo que gane.
  2. Volver a vivir en Granada.
  3. Comprar un coche nuevo.
  4. Regresar a Ecuador y ver a los amig*s que allí dejé.
  5. Comer pan de yuca con yogurth.
  6. Conseguir una plaza de funcionario.
  7. Que toda mi familia me llame Pablo y me trate en masculino.
  8. Acertar 6 números en la lotería primitiva.
  9. Viajar a Japón.
  10. Cambiar de nombre legal.

NO QUIERO MORIR SIN:

  1. Volver a Praga.
  2. Volver a enamorarme.
  3. Transcribir los diarios de mi abuelo.
  4. Publicar un libro.
  5. Haber estado en un crucero.
  6. Que se retire la transexualidad del DSM y el CIE.
  7. Que deje de obligarse a las personas trans a recibir permiso de un psicólo/psquiatra para acceder a los tratamientos médicos que necesiten.
  8. Que se pueda cambiar de nombre y sexo legal sin requisitos, o, por lo menos, con los mismos que se exigen para el cambio de nombre normal. O que cada cual se pueda llamar como quiera y que desaparezca la mención del sexo en el DNI. O todo ello al mismo tiempo.
  9. Que un hombre transexual pueda concebir un hijo y nadie se sorprenda.
  10. Soplar una tarta de cumpleaños con, al menos 85 velas, y además tener buena salud física y mental.

De la lista de sueños cumplidos, 5 eran de los 10 que aparecían en la lista de «sueños realistas para 2010», y uno estaba en la lista de «sueños imposibles». Esto no significa que las cosas imposibles no se puedan cumplir, porque algunos de los sueños imposibles para 2010 se han convertido en sueños realistas para 2011. Que lo imposible se convierta en inevitable es sólo cuestión de tiempo. En la lista de sueños cumplidos aparecen sueños que ni siquiera sabía que tenía, porque eran cosas que jamás pensé que fuese a hacer en mi vida, y otros que se hicieron realidad sin yo pedirlo. Nunca pensé que viajaría tanto, e invirtiendo tan poco dinero para ello.

En fin, ha sido jodido, pero ha sido increible. Como dijo Kim Pérez, el cuerpo puede ser una obra de arte, y la vida una novela. Ya tengo ganas de ver qué trae el próximo capítulo (aunque sospecho que va a estar compuesto sobretodo de horas y horas estudiando como un loco).

Pin It on Pinterest

Share This