Desde el jueves pasado, la Comisión Permanente de Selección se ha dignado a dar señales de vida. ¡Sí! Aunque no lo parezca, hay alguien trabajando por ahí.

El jueves publicaron una nota diciendo que el segundo examen se realizaría durante la segunda quincena de enero, y que ya dirían la fecha exacta cuando sacaran las notas. Lo que no decían era cuando pensaban sacar las notas aunque… ¿Para qué? Total, no es que sea una información que interese a nadie, excepto a los 70.000 candidatos que nos hemos presentado este año.

Hablando de notas, nótese que algunas capitales de provincia tienen una población inferior a 70.000 habitantes. Sólo lo digo por si alguien no se había dado cuenta de la enormidad que supone esta cifra.

Ayer la CPS publicó una nueva nota, diciendo que las notas saldrán a lo largo del día 14 de diciembre. ¡¡¡Aleluya!!! Que alivio ver que las cosas tienen ya un horizonte, aunque sea un horizonte lejano.

Aunque me he cabreado por todo esto, debo reconocer que también me he quitado un gran peso de encima. Al menos ya sé a qué atenerme y cuanto tiempo voy a tener que esperar. Después, si apruebo, supongo que llegará el segundo exámen y será vuelta a empezar: otra vez tardarán una cantidad de tiempo injustificada en dar las notas. Y si apruebo, también se tomarán su tiempo en dar destinos. Esto parece el cuento de nunca acabar.

Lo peor del caso es que… Según la convocatoría, el primer examen debería haber sido como muy tarde el 15 de junio, y los funcionarios deberían estar nombrados, como muy tarde, el 31 de diciembre de 2009. Todos los plazos se han inclumplido sin dar absolutamente ningún tipo de explicación, probablemente porque la única explicación que hay es que no hay dinero para sacar oposiciones el año que viene, y han aprovechado este año para hacer un 2×1, y que parezca que cada año han habido oposiciones.

La realidad es que, aunque en 2009 ha habido convocatoria, en este año no se han nombrado funcionarios de carrera, al menos de la Administración General del Estado. Parecía que se iban a nombrar, pero al final nos la han dado con queso. El año que viene se nombrarán, y parecerá que han habido oposiciones, pero ¿las habrá de verdad, o nos la volverán a dar con queso de nuevo?

Llendo más allá… Si hasta ahora se han saltado todos los plazos que ellos mismos habían puesto sin que nadie les obligase ¿qué me hace pensar que sí cumplirán los plazos que han dicho ahora? Saltarse a la torera sus propias normas es tan fácil y tan barato como, simplemente, no hacer lo que habían dicho que harían. Fácil y sin consecuencias. Total, si sólo somos 70.000.

Aunque todo esto no es nada si lo comparamos con las oposiciones al ayuntamiento de Madrid, que tienen su propia historia, todavía peor. Me parece que lo mejor en este caso es hacer un acto de fe y creerme que, efectivamente, las notas del primer examen y el segundo examen serán cuando ellos dicen que van a ser. A ver que otro remedio queda si no…

Pin It on Pinterest

Share This