Al final no he tenido más remedio que decirle a mi novio la decisión que he tomado. Por un momento pensé que se moría, de verdad.

Saber que lo perderé es una tortura.

No quiero escribir más sobre esto.

Pin It on Pinterest

Share This