Desde hace mucho tiempo, me vengo diciendo que es posible vivir y ser feliz en mi situación. Luego he preguntado a los pocos trans que he ido conociendo estos días por internet, y me han dicho que no, pero yo erre que erre, que sí. Porque, si he aguantado todo este tiempo ¿por qué no un poco más?

Así que mi intención era la que dije antes. Callarme y tirar pa’lante, intentando manifestar mi personalidad como buenamente pudiera. Pero al final mis sentimientos me han podido y el otro día, sin previo aviso y sin poder hacer nada para evitarlo, se lo conté todo a mi novio.

Tengo que decir que se lo tomó mucho mejor de lo que yo temía. Las veces que lo había tanteado había puesto tal cara de horror al pensar en la posibilidad de que su pareja fuese transexual, que pensé que cuando hablase con él, saldría huyendo. Pero no. En realidad rápidamente asumió la situación y por unos minutos mantuvimos una buena charla de hombre a hombre, que si bien tuvo unos tientes un tanto gays, porque íbamos abrazados y cogidos de la manita, me gustó mucho, a pesar de las conclusiones.

Porque la conclusión es que, aunque yo quiera cambiar de sexo, él no quiere cambiar de acera. Es decir, que no se ve siendo la mitad de una pareja gay, porque le gustan las mujeres, y no los hombres. Quiere una mujer que sea la madre de sus hijos y tener una familia normal. No me atreví a hablarle de matrimonios gays ni de adopciones, aunque no era necesario. Él comprende que yo voy a seguir siendo la misma persona, pero también dice que me quiere tal y cómo soy ahora, y si de repente (bueno, o gradualmente) soy un chico, entonces puede que sea la misma persona, pero distinto.

Pero ¿en realidad quiero reasignar mi sexo? Aun no lo tengo muy claro, y así se lo he dicho. Así que hemos quedado que buscaré un psicólogo, y le avisaré de mi decisión, pero que, mientras tanto, continuaremos con los planes que teníamos previstos. Sólo que ahora, atesoro cada beso y cada caricia, porque es muy posible que algún día se me acaben.

Después de leer esto, creo que es evidente cual es mi problema de pareja. Mi chico es encantador. Me quiere como soy, y nunca me ha pedido que cambie en nada. Yo a él también le quiero con locura y haría lo que fuera por él. Pero el sufrimiento me está matando. Y el miedo.

Pin It on Pinterest

Share This