Hoy tengo noticias buenas y malas.

La buena noticias es que el libro se publica mañana. ¡Qué nervios! A partir de mañana ya seré oficialmente un escritor que publica.

La mala noticia es que a partir de mañana el libro subirá de precio, de 0,99€ a 9,99€. Así que, si tenías intención de ayudarme a subir mi libro a los puestos más altos de Amazon para que salga catapultado el día en que se publique, ¡todavía te quedan unas horas! Sólo tienes que pinchar aquí e irás directamente a la web de Amazon.

Una de las cosas que más me preocupan a la hora de publicar el libro son las erratas. Las erratas han sido mi principal dolor de cabeza desde que terminé la fase de edición y se lo pasé a unxs cuántxs amigxs para que lo leyeran. María José Rosillo me dijo “he encontrado muchas faltas de ortografía… graves”. A continuación se puso a hacerme un repaso intensivo de todas mis faltas de ortografía y errores, y yo, por mi cuenta, inicié una tercera ronda de correcciones, que se añadió a las otras dos rondas que ya había hecho. Teniendo en cuenta que el libro tiene unas 500 páginas, la ronda exahustiva me llevó cuatro meses de trabajo. Cuando terminé pensaba que estaba mucho mejor.

Con mi optimismo en el cuerpo, empecé a enviar copias a mis amigxs, conocidxs, e incluso a alguna que otra persona a la que no conocía mucho pero que estaba interesada en echarme un cable con una lectura de preedición. Concretamente he enviado 22 copias. Entre las cosas que pedía a lxs voluntarixs, una era que si encontraban alguna errata, que me avisaran.

Muy pronto empezaron a llegarme erratas. Muchas. Un montón. Erratas a mogollón. A día de hoy creo que no ha quedado ni una sola página del libro en la que no haya hecho al menos una corrección. En algunas páginas hay varias. Pero eso no es lo que más me preocupa. Lo que más me preocupa es que cada unx de mis amigxs ha encontrado sus propias erratas y faltas de ortografía que no ha visto nadie más. Ahora no puedo evitar pensar que seguramente todavía queda un buen número de ellas que nos han pasado totalmente desapercibidas a todxs pero que quizá alguien encuentre ¡Qué vergüenza!

Sólo espero que lxs futurxs lectorxs sean benevolentes conmigo y comprendan que es un libro autoeditado, de muchas páginas, y que es muy difícil que no se escape algún que otro error…

También me ha dicho otro amigo que cuando él presentó su tesis doctoral hace poco tenía el mismo miedo con las erratas, pero que se dió cuenta de que al final, si el contenido es realmente bueno, la gente puede pasar por alto los fallos.

Del contenido, en cambio, me siento muy seguro… no porque yo sea una persona de gran autoestima y mucha seguridad en sí mismo, sino por los comentarios que he ido recibiendo de lxs primerxs lectorxs. Algunxs de ellxs me han dado permiso para que los comparta contigo, así que allá van:

lara
  • Facebook
  • Twitter
  • Evernote
  • Pinterest
  • Gmail
raul
  • Facebook
  • Twitter
  • Evernote
  • Pinterest
  • Gmail
akin
  • Facebook
  • Twitter
  • Evernote
  • Pinterest
  • Gmail
aniel
  • Facebook
  • Twitter
  • Evernote
  • Pinterest
  • Gmail

La verdad, estoy que me salgo de orgullo. Después de tantos años trabajando, recibir estos comentarios sobre mi libro es emocionante. Me hace sentir que estoy cumpliendo el objetivo de mi yo pasado, el de hace ocho años, el que quería gritar toda la injusticia que estaba viviendo, y hacer que parara, y que nadie más se sintiese tan solo y perdido como estaba él. Como estaba yo.

Y es que toda esta experiencia de reencontrarme con mis textos del pasado (con mi yo del pasado), me ha hecho reconciliarme con una parte de mí de la que ni siquiera era consciente… con esa parte que quería luchar y que tantas veces se ha venido abajo, aplastada por el tiempo, por la falta de medios, por la precariedad económica, por vivir en un pueblo de Andalucía y no en una capital, por mis propios errores… Una vez más pienso que es posible que al final todo haya valido para algo, aunque sólo sea para compartir mi historia y hacerla sentir a las demás.

De momento se que esta noche no voy a dormir muy bien. Lo sé porque ya llevo varias noches dando vueltas en la cama pensando en todas las cosas que pueden salir bien, y en todas las que pueden salir mal. En todo lo que podía haber hecho y no me ha dado tiempo, o no he sabido gestionar…

Ahora mismo, lo único que hago en mi tiempo libre es comprobar una y otra vez la tienda Kindle de Amazon para ver qué me muestra. Los resultados son para ponerse nervioso. Te lo enseño para que tú también lo veas.

Tomé estas capturas de pantalla anoche, a las 19:39 BST (una hora más en la España peninsular y Baleares).  Sí, mi libro está el número 5 entre los más vendidos de la sección Sociedad y cultura de Amazon en ebook) y el número 32 de entre todos los libros de la sección Sociedad y cultura, incluyendo los libros en papel. Todo esto sin ni siquiera estar todavía publicado. Además, está en el nº 1.233 entre los más vendidos de Amazon.es… de un total de más de 16 millones de libros disponibles, en una de las librerías que más venden en todo el mundo.

Sólo puedo decir GRACIAS. Porque esto no es mérito mío. El libro aún no se ha publicado, muy poca gente puede decir en realidad que sea bueno… Así que, hasta aquí, el éxito se debe a las personas que habéis confiado en mí y lo habéis comprado a ciegas, y que lo habéis difundido entre vuestras amistades, redes sociales y contactos. Y si todavía no lo has comprado pero tenías intención de hacerlo, gracias también. Aquí tienes el enlace para que puedas comprarlo ahora.

Muchísimas gracias, de verdad. Solo me queda por decir que espero que te guste, y que me encantaría saber tu opinión una vez que lo hayas leído.

Pin It on Pinterest

Share This