Tres anécdotas curiosas.

Primera anécdota: venta de pelucas en la trastienda (que no en la.trans.tienda) Cuando mi madre puso la ferretería, estaba en una callecita estrecha, rodeada de casas bajas al estilo de las de los pueblos. Justo en frente, vivía una familia que tenía un hijo un poco...

Lo que me contó Tamara.

Ayer hablé por teléfono con ella. La encontré por casualidad: después de años buscando a una persona que hubiese sido rechazada en la UTIG de Málaga, me encontré con que María Jesús (podéis saber más sobre María Jesús y su lucha para ser operada en un artículo que...

Pin It on Pinterest